Calzado de trabajo: Tipos y características

Calzado de trabajo: Tipos y características

Cuando hablamos de calzado de trabajo, a veces lo hacemos de una forma demasiado genérica. Aunque los dos estén trabajando, un obrero no debe llevar el mismo tipo de calzado que un médico. Las diferencias estéticas entre un calzado y otro son evidentes, pero la cuestión no es lo que luce, sino como protege dicho calzado de los riesgos laborales en un entorno y otro.

El calzado de uso profesional es todo el calzado que se utiliza mientras se desempeña una actividad laboral, del tipo que sea, que incorpora unas características específicas para proteger la zona de los pies y espinillas del usuario de los riesgos potenciales que puede haber en su entorno de trabajo.

Calzado de trabajo profesional

Por lo general, dentro del calzado de trabajo profesional encontramos tres grandes distinciones según funcionalidad y nivel de protección:

Calzado de trabajo de seguridad

Es un calzado diseñado para proteger de riesgos, con topes de seguridad y pensado para proteger de un impacto cuando se ensaya con un nivel de energía equivalente a 200J, y de una compresión cuando se ensaya con una carga equivalente a 15 Kn.

Calzado de trabajo de protección

Es un calzado diseñado para proteger de riesgos, con topes de seguridad y pensado para proteger de un impacto cuando se ensaya con un nivel de energía equivalente a 100J, y de una compresión cuando se ensaya con una carga equivalente a 10Kn.

Calzado de trabajo

No garantiza la protección contra compresión o impacto en la parte delantera de los pies, pero incorpora características para proteger al usuario de riesgos específicos en su entorno laboral.

Calzado de trabajo para uso profesional

Dependiendo del material de fabricación se pueden distinguir dos clasificaciones de calzado de trabajo para uso profesional:

  • Clasificación I: Calzado fabricado con cuero y otros materiales excluyendo calzado fabricado completamente de caucho o polimérico.
  • Clasificación II: Calzado fabricado completamente con caucho o polimérico (volcanizado, PVC, etc).

Por lo general, cualquiera de los tres tipos de calzados para la protección en el trabajo está dentro la clasificación I o II y tiene una serie de características de protección específica.

Estas características garantizan la protección específica a diferentes tipos de riesgos laborales que pueden desencadenar accidentes y por eso incorporan un marcaje homologado por la Unión Europea.

  • SB: Requisitos mínimos de calzado de seguridad (puntera con resistencia de 200j y compresión de 15kn) con garantía material y de transpiración.
  • S1: Zona de talón cerrada, propiedades antiestáticas y absorción de energía en el talón.
  • S2: S1+penetración y absorción de agua.
  • S3: S2+resistencia a la perforación y suela con resaltes.
  • P: Resistencia a la perforación 1100N.
  • A: Calzado antiestático en un rango de 100k a 1000m.
  • E: Protección del talón contra choques de 20J
  • WRU: Resistencia a la absorción de agua
  • CI: Aislamiento del frío
  • HRO: Suela resistente al calor hasta 300º.
  • HI: Aislamiento del calor.
  • C: Calzado conductor.
  • ORO: Resistencia de la suela a los hidrocarburos.
  • SRC: Resistencia al deslizamiento.
  • CR: Resistencia al corte
  • FO: Resistencia a los hidrocarburos
  • AN: Resistencia al calor por contacto
  • M: Protección del metatarso

Además de estos requisitos, hay tipos de calzados de trabajo específicos como el calzado para bomberos, el calzado resistente a productos químicos o el calzado resistente a motosierras.

Espero que éste post haya servido de ayuda para aclarar las principales diferéncias y tipos de calzados laborales utilizados.

Publicado en 31/01/2017 calzado de trabajo 0 170

Deja un comentarioContesta

You must be logged in to post a comment.
Anterior
Posterior

No hay productos

To be determined Envío
0,00 € IVA
0,00 € Total

Finalizar compra